Puerta del Paraíso

La Puerta del Paraíso es la puerta este del Battistero di San Giovanni, en la Plaza del Duomo. Aunque no es una puerta cualquiera, pues es la obra maestra del gran artista Ghiberti y una de las creaciones más importantes del Renacimiento.

Debido a un temporal que causó algunos desperfectos en la puerta y la necesidad de restaurarla, a finales del siglo XX se sustituye por una réplica y la original se guarda en el Museo dell’Opera del Duomo.

Ghiberti: la obra de toda una vida... para la eternidad

La Puerta del Paraíso mide casi 6 metros de alto y 4.5 de ancho, su material es el bronce dorado y Lorenzo Ghiberti tardó en realizarla 27 años. Lo más impresionante es su decoración minuciosa e increíblemente detallista. Una vez se observa, se comprende a la perfección los largos años de trabajo que empleó Ghiberti en finalizarla.

A cada uno de los lados de la puerta, que se abre separándose por el medio, hay 5 paneles (10 en total) en las que Ghiberti esculpió en el bronce escenas bíblicas. Algunas de ellas tratan eventos y personajes tan relevantes como Adán y Eva, Noé, Moisés o Caín y Abel.

que-ver-en-florencia

Miguel Ángel, Brunelleschi y la Puerta del Paraíso que pudo ser

Precisamente es ésta la puerta del Battistero que está de frente a la Catedral de Florencia. Pues, debido a su gran belleza, le reservaron tan prestigioso lugar. Es más, el propio Miguel Ángel, abrumado por la creación de Ghiberti, sería el que le daría el nombre calificándola como la Puerta del Paraíso.

Sabiendo su grandeza e importancia, es muy curioso saber que la puerta pudo ser totalmente diferente. Pues Ghiberti no obtuvo el encargo directamente. Lo ganó en compitiendo contra nada más y nada menos que Brunelleschi. Ambos, en 1401, se disputaron la adjudicación de la obra. La propuesta presentada por Brunelleschi se puede visitar todavía hoy en día en el Museo del Bargello.

Compartir
Share on facebook
Share on twitter
Share on telegram
Share on whatsapp
Share on email